Verba volant, scripta manent

miércoles, 13 de agosto de 2014

El tapiz de Bayeux


El tapiz de Bayeux es sin duda la obra textil medieval más importante que se conserva, y una de las cumbres artísticas de dicho periodo. Aunque se le llama por tradición "tapiz", en realidad se trata de un lienzo bordado de colosales dimensiones: casi 69 metros de largo, cincuenta centímetros de altura media y un peso total de 350 kilos. Está compuesto de nueve fragmentos de paño de lino, de longitudes diferentes, cosidos entre sí y profusamente decorados con figuras bordadas en hilo de lana, teñido con colorantes vegetales, que en algunas figuras se mezclaron con hilo de lino para darle mayor relieve.
Las figuras del tapiz narran los acontecimientos ocurridos entre 1064 y 1066, que llevaron al duque de Normandía Guillermo el Conquistador al trono de Inglaterra. Al morir sin descendencia el rey inglés Eduardo el Confesor, fue elegido sucesor su cuñado, Harold Godwinson el Sajón. Pero Guillermo, alegando que Eduardo le había prometido designarle su heredero, desembarca en Inglaterra al frente de un nutrido ejército con el que derrota a las tropas de Harold en la batalla de Hastings, en la que el propio Harold muere. La historia está narrada en 58 escenas (la sección final del tapiz, que mostraba la rendición de los sajones y la coronación de Guillermo, se ha perdido) de manera fluída, ágil y expresiva (algunos lo han llamado "el primer comic de la historia"). El tono general es bastante laudatorio y propagandístico a favor del duque Guillermo.
Los detalles de la obra asombran. En ella aparecen 626 personas, 505 animales y bestias mitológicas, 202 caballos y mulas, 55 perros, 41 navíos y 37 edificios y construcciones, además de inscripciones latinas que explican cada una de las escenas, y mostrando con detalle aspectos de la vida de la época, como las tácticas militares, la navegación, las ceremonias, el arte, la arquitectura, la agricultura... Otro detalle curioso es que en el tapiz está una de las primeras representaciones conocidas del cometa Halley (visible entre el 24 y 30 de abril de 1066) y que por aquel entonces era considerado un mal augurio.
El responsable de la confección del tapiz no se conoce con certeza. Una antigua tradición lo atribuye a la esposa de Guillermo, Matilde de Flandes, y a sus sirvientas, de ahí que también sea conocido como "tapiz de la reina Matilde". Sin embargo, la hipótesis más extendida defiende que el tapiz fue confeccionado a instancias de Odón de Bayeux, obispo de Bayeux y conde de Kent, hermanastro de Guillermo, que aparece representado varias veces en el tapiz, unas como clérigo y otras como guerrero, y que el destino del paño habría sido adornar la catedral de Bayeux el día de su consagración, el 14 de julio de 1077. Posiblemente fuese confeccionado en el sur de Inglaterra, en el condado de Kent o en sus cercanías, donde se sabe que en la época había numerosos talleres de bordado reconocidos por la habilidad de sus maestros. Seguramente, alguien con una profunda cultura, posiblemente un clérigo, supervisó la confección del lienzo; alguien con los conocimientos necesarios para asegurarse la corrección de las frases en latín y añadir al diseño las numerosas referencias bíblicas (especialmente, a la toma de Judea por los babilonios) e influencias artísticas que se adivinan (desde los antiguos manuscritos ingleses a las figuras esculpidas en la Columna de Trajano en Roma).
A lo largo de su vida, el tapiz ha sufrido no pocas vicisitudes. La posible primera mención al tapiz aparece en un poema compuesto alrededor de 1100 por Baudri de Bourgueil que parece estar inspirado en él. Aparece también  mencionado en un inventario de los bienes de la catedral de Notre Dame de Bayeux en 1476. En 1562 tuvo que ser escondido, junto con otras reliquias de la catedral, para salvaguardarlo del saqueo a manos de los hugonotes. Durante la Revolución francesa estuvo a punto de ser utilizado por un grupo de exaltados para cubrir una carreta de municiones, y en 1804 Napoleón lo trasladó a París para ser exhibido en el Louvre, donde permaneció hasta 1805, en que regresó a Bayeux. En 1870, debido a la guerra franco-prusiana, hubo de ser nuevamente escondido, y en 1886 se realizó una copia, financiada por Elisabeth Wardle, esposa de un rico comerciante inglés, que actualmente se conserva en el Museo de Reading (Inglaterra). Durante la Segunda Guerra Mundial fue de nuevo trasladado para su protección, primero a Sourches y luego, tras el desembarco de Normandía, a los sótanos del Louvre, para evitar que los alemanes se lo llevaran en su retirada. Finalmente, en 1982 fue sometido a una profunda restauración y trasladado al Centre Guillaume le Conquérant de Bayeux, un antiguo seminario transformado en museo, donde se exhibe actualmente.

El tapiz de Bayeux, al completo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada