Verba volant, scripta manent

sábado, 29 de octubre de 2016

Jean-Pierre Adams


Jean-Pierre Adams, nacido en Dakar (Senegal) el 10 de marzo de 1948, dejó su África natal siendo todavía un niño, acompañando a su abuela, una devota católica, a una peregrinación a Francia. Allí, su abuela lo ingresó en una escuela católica en Saint-Louis de Montargis. Jean-Pierre tenía ocho años y poco después fue adoptado por una familia francesa. A partir de entonces llevó la vida de un niño francés cualquiera, yendo a la escuela y jugando al fútbol, donde muy pronto destacó, gracias a su privilegiado físico, en equipos modestos como el Cepoy, el Bellegarde y el Montargis.
Una vez terminada su etapa juvenil, Jean-Pierre comenzó a jugar en el Fontainebleau, un equipo no profesional, a la vez que trabajaba como obrero en una fábrica. Con el Fontainebleau fue dos veces campeón amateur de Francia, y sus actuaciones llamaron la atención de numerosas personas, entre ellos Abdelkader Firoud, ex-futbolista franco argelino que por aquel entonces era seleccionador de Argelia y poco después asumiría el cargo de entrenador del Nimes, equipo de la primera división francesa.

Jean-Pierre Adams, con su esposa Bernadette y su hijo Laurent
Por aquella época, Jean-Pierre conoció en un baile a una joven llamada Bernadette, con la que comenzaría una relación. Pese a las reticencias que había en su entorno por tratarse de una pareja interracial, ambos se fueron a vivir juntos poco después y se casarían en abril de 1969. El matrimonio tendría dos hijos: Laurent (nacido en 1969 y que hoy es entrenador de fútbol) y Frédéric (1976).
La gran oportunidad de Adams llegó en 1970, cuando Firoud recomendó su fichaje al Nimes. Pese a que en el Fontainebleau solía jugar de delantero, los técnicos del Nimes quisieron aprovechar su físico (no era muy alto, 1'78 metros, pero si muy fuerte) y lo pusieron a jugar en posiciones defensivas, como defensa central o mediocentro defensivo. Su progresión fue rapidísima; no tardó en hacerse con un puesto titular en el Nimes y en 1972 debutaba con la selección francesa en un amistoso contra una selección de jugadores africanos. Con la selección bleu jugaría un total de 22 partidos entre 1972 y 1976, y formaría junto al guadalupeño Marius Trésor una legendaria dupla de centrales que sería conocida como le Garde Noire (la Guardia Negra).

Marius Trésor y Jean-Pierre Adams, le Garde Noire
En 1973, tras tres temporadas en el Nimes, con casi un centenar de partidos jugados y un subcampeonato de Liga, fichó por el Niza, donde permanecería cuatro años, probablemente los mejores de su carrera, alcanzando otro subcampeonato de Liga en 1976. En 1977 fichó por el Paris Saint-Germain, donde estuvo dos años, antes de cerrar su carrera como jugador con una temporada en el Mulhouse, en segunda división, y otra con el Chalon, en categoría amateur. Después, apasionado por el fútbol como era, decidió que quería seguir ligado a ese deporte y comenzó a presentarse a los cursos necesarios para capacitarse como entrenador.
A principios de marzo de 1982, Adams acudió al Hospital Édouard Herriot de Lyon. Tenía un ligamento de su rodilla dañado, y aunque no le molestaba ni le impedía hacer su vida normal, deseaba consultar las posibilidades de operarse y así, quizás, alargar su carrera futbolística uno o dos años más. En los pasillos del hospital se encontró por casualidad con un médico que era un gran aficionado al fútbol y lo reconoció. El doctor se ofreció a ayudarlo a acortar el tiempo de espera para las pruebas y diagnósticos y, tras examinar la rodilla de Jean-Pierre, le dio cita para operarse el día 17 de ese mes de marzo.


La fecha de la operación del jugador coincidió con una huelga del personal del hospital, lo que hizo que aquel día hubiera escasez de médicos y enfermeros. La operación de Jean-Pierre Adams no era urgente, y podía haberse aplazado sin problemas para otro día, dada la situación, pero los médicos decidieron seguir adelante. Antes de entrar en el quirófano, Jean-Pierre, jovial y bromista como siempre había sido, le dijo a su esposa "No te olvides de traerme las muletas".
En el quirófano, una anestesista saturada, que atendía a la vez a ocho pacientes, dejó a Jean-Pierre al cuidado de un aprendiz en prácticas sobrepasado por la situación, que cometió un imperdonable error: a la hora de intubar al paciente, se equivocó y bloqueó por accidente uno de los pulmones, lo que le provocó un broncoespasmo que a su vez desembocó en un infarto. Jean-Pierre Adams, cuyo cerebro se vio privado de oxígeno durante varios minutos, entró en un coma profundo del que ya no despertaría. Tras quince meses hospitalizado, su esposa Bernadette obtuvo el permiso para llevárselo a su casa y así poder cuidar de él.
El pasado 10 de marzo, Jean-Pierre Adams cumplió 68 años, habiendo pasado más de la mitad de su vida en coma. Su esposa sigue cuidando de él, sin perder la esperanza. La anestesista y su auxiliar (que reconoció que no estaba capacitado para la labor que le habían encomendado) fueron declarados culpables de provocar una "lesión involuntaria" en 1989, tras un largo proceso judicial lleno de interrupciones, durante el cual Bernadette contó con el apoyo moral y económico del fútbol francés, especialmente de la Liga y la Federación francesas, así como del Club Variétés, un equipo de fútbol formado por ex-jugadores y personalidades del deporte y la cultura francesas, que se dedica a jugar partidos de exhibición con fines benéficos. Las penas fueron leves: apenas un mes de suspensión de su licencia y una sanción económica. La familia del jugador aún tendría que esperar otros tres años, hasta 1992, para recibir una indemnización por parte de la compañía de seguros del hospital.

Trayectoria futbolística

1967/68 Fontainebleau
1968/69 Fontainebleau
1969/70 Fontainebleau
1970/71 Nimes (10 partidos/1 gol)
1971/72 Nimes (40/5)
1972/73 Nimes (37/4)
1973/74 Niza (39/9)
1974/75 Niza (38/3)
1975/76 Niza (19/0)
1976/77 Niza (35/3)
1977/78 Paris Saint-Germain (23/1)
1978/79 Paris Saint-Germain (18/0)
1979/80 Mulhouse (11/1)
1980/81 FC Chalon (23/1)

No hay comentarios:

Publicar un comentario