Verba volant, scripta manent

domingo, 23 de octubre de 2016

La maldición de Marte

Los posibles restos del módulo Schiaparelli, fotografiados por la sonda de la NASA Mars Reconnaissance Orbiter

Los peores presagios se han cumplido. El módulo de aterrizaje Schiaparelli, que tenía previsto aterrizar en la superficie marciana, no ha conseguido su objetivo y se ha estrellado. El módulo formaba parte de la misión ExoMars, una misión conjunta de la Agencia Espacial Europea y su homóloga rusa, Roscosmos, destinada a buscar indicios de vida, pasada o presente, en Marte. Un fracaso que se suma a una larga lista de misiones de exploración dirigidas al planeta rojo que por uno u otro motivo no cumplieron con su cometido, un número tan elevado de fracasos que incluso ha llevado a algunos a hablar de una "maldición marciana".

El Mars 1M No.1, lanzado el 10 de octubre de 1960
Fueron los soviéticos los primeros en intentar hacer llegar una nave a la órbita marciana. Las Mars 1M 1 y 2 (1960), y las dos Mars 2MV (1962) no llegaron a alcanzar la órbita terrestre, por distintos fallos de los cohetes que las transportaban. Con la Mars 1 (1962) se perdió la comunicación durante su viaje, al igual que le pasó a la Zond 2 (1964). En 1964 los americanos también se unieron a la carrera hacia Marte; la Mariner 3 fracasó al no separarse del cohete que la transportaba fuera de la atmósfera terrestre, y la Mariner 4, por fin, lograba situarse en la órbita de Marte y enviar datos e imágenes de la superficie. Lo mismo lo conseguirían las Mariner 6, 7 (ambas en 1969), y 9 (1971). Por el medio, otros cuatro fracasos: las soviéticas Mars 2M 521 y 522 (1969) y Kosmos 419 (1971), y la americana Mariner 8 (1971). Todas ellas, frustradas por distintos fallos en sus cohetes.

La primera imagen enviada desde la superficie de Marte, obra del módulo del Viking 1
En los años 70 el programa espacial ruso dirigido a Marte comenzó con nuevos bríos. Las Mars 2 y 3 lograron alcanzar la órbita marciana, e incluso la Mars 3 consiguió hacer aterrizar por primera vez en el planeta un ingenio humano, su módulo de descenso (no así el pequeño vehículo que lo acompañaba). No obstante, dicho módulo dejó de transmitir información por causas desconocidas apenas 15 segundos después de aterrizar. Pero las Mars 4, 5, 6 y 7 (1973) fracasaron cuando ya estaban en las proximidades del planeta o incluso ya en su órbita. No así las americanas Viking 1 y 2 (1975), que no solo alcanzaron sin problemas la órbita sino que lograron hacer llegar a la superficie sendos módulos de aterrizaje que estuvieron activos durante años.

La Fobos 1
En los siguientes años se produjo un paréntesis, sólo roto en 1988 por las sondas soviéticas Fobos 1 y 2, enviadas a estudiar el mayor de los dos satélites marcianos con sendos módulos de aterrizaje. La Fobos 1 se perdió debido a un error humano a la hora de enviarle un software desde la Tierra, que contenía un código erróneo; la 2, en cambio, alcanzó la órbita de Fobos y consiguió enviar fotografías y datos sobre la superficie y la atmósfera del satélite, aunque no pudo hacer aterrizar los dos pequeños módulos que transportaba y, finalmente, la nave quedaría inactiva tras dos meses por una avería en el ordenador de a bordo.

El Sojourner
En 1992 la NASA envió la Mars Observer, como parte de un ambicioso proyecto de estudio del planeta rojo como continuador del Programa Viking. para recabar datos sobre su superficie, atmósfera y campo magnético. De nuevo, la mala suerte se hizo presente: apenas tres días antes de llegar a la órbita de Marte, la sonda dejó de responder y nunca más se supo de ella. Se apuntó como causa probable una fuga de combustible. A continuación dos éxitos en 1996: la Mars Global Surveyor, que durante siete años se mantendría orbitando Marte; y la Pathfinder, que logró el doble éxito de depositar un módulo de aterrizaje en la superficie del planeta y, por primera vez, un pequeño robot móvil o rover, el Sojourner, que durante casi tres meses se movió por terreno marciano. Entre ambas, un nuevo fracaso de los rusos: la Mars 96 se estrellaba en algún lugar de Chile tras un fallo del cohete Proton que la transportaba.

El Mars Climate Orbiter

En 1998 lo que hasta entonces había sido un duelo exclusivamente entre norteamericanos y soviéticos/rusos acogió a un nuevo invitado: la Agencia Espacial Japonesa enviaba la sonda Nozomi. Que, como era de esperar, tampoco llegó a su destino: un fallo eléctrico tuvo la culpa. Entre 1998 y 1999, la NASA sufrió dos nuevos reveses. Especialmente duro fue el de la Mars Climate Orbiter, perdida a causa de uno de los errores más bochornosos que se recuerdan en la historia de la agencia: a la hora de calcular su ingreso en la órbita marciana, los técnicos proporcionaron los datos a la nave en millas, cuando su sistema hacía los cálculos en kilómetros. A consecuencia de ello, la Orbiter se acercó demasiado al planeta y se incineró al entrar en su atmósfera. También falló la doble misión Mars Polar Lander/Deep Space 2. El Mars Polar Lander (un módulo de aterrizaje) se estrelló a gran velocidad contra la superficie marciana por un fallo de los retrocohetes que debían amortiguar su descenso. Las Deep Space 2, dos pequeñas sondas diseñadas para penetrar en el suelo del polo sur del planeta, nunca llegaron a emitir señal alguna.

El Curiosity, en la superficie de Marte
A partir de ahí, los éxitos superan ampliamente a los fracasos. La NASA encadenó varias misiones exitosas: Mars Odyssey (2001), los dos rovers Spirit y Opportunity (éste todavía activo) en 2003, la Mars Reconnaissance Orbiter (2005), el módulo Phoenix en 2007, el célebre rover Curiosity en 2011 (que se preveía iba a estar activo menos de dos años, y ya ha cumplido cuatro y sigue funcionando), la Mars Atmosphere and Volatile EvolutioN Mission (MAVEN) en 2013... La Agencia Espacial Europea también se ha unido a la exploración marciana: su Mars Express Orbiter entró en órbita a finales de 2003, aunque el módulo que la acompañaba, el Beagle 2, no logró entrar en funcionamiento pese a aterrizar con éxito.
El único fracaso (y muy sonoro) de esta última época fue la doble misión ruso-china formada por las sondas Fobos-Grunt y Yinghuo-1 (la primera nave china destinada a Marte). Ambas sondas fueron lanzadas por un cohete ruso Zenit en noviembre de 2011. Sin embargo, algo falló y las sondas quedaron en una órbita errónea durante dos meses; en enero de 2012 reingresaron a la atmósfera terrestre y sus restos cayeron en el Pacífico.
En 2013 se lanzó la Mars Orbiter Mission, la primera sonda de la Agencia India de Exploración Espacial (ISRO). Pese a su escaso presupuesto (todo el proyecto costó apenas 67 millones de dólares, una cantidad irrisoria comparada con los presupuestos de sus competidores) la misión fue un éxito rotundo.

El módulo Schiaparelli
Hasta el momento, la última misión exploratoria enviada al planeta rojo es la ExoMars, una operación conjunta entre europeos y rusos, que consta de tres partes: una nave en órbita (el ExoMars Trace Gas Orbiter), que ha llegado a su destino sin contratiempos; el malogrado módulo Schiaparelli; y un rover, el ExoMars Rover, que se prevé sea lanzado en 2018 y aterrice en Marte en 2020.

Lista de misiones a Marte (en rojo, las misiones fallidas)

1960
- Mars 1M Nº1 (URSS)
- Mars 1M Nº 2 (URSS)

1962
- Mars 2MV-4 Nº1 (URSS)
- Mars 1 (URSS)
- Mars 2MV-3 Nº1 (URSS)

1964
- Mariner 3 (EEUU)
- Mariner 4 (EEUU)
- Zond 2 (URSS)

1969
- Mariner 6 (EEUU)
- Mars 2M Nº 521 (URSS)
- Mariner 7 (EEUU)
- 2M Nº 522 (URSS)

1971
- Mariner 8 (EEUU)
- Kosmos 419 (URSS)
- Mariner 9 (EEUU)
- Mars 2 (URSS)
   + Módulo Mars 2 (URSS)
- Mars 3 (URSS)
   + Módulo Mars 3 (URSS)
   + Rover Prop-M (URSS)

1973
- Mars 4 (URSS)
- Mars 5 (URSS)
- Mars 6 (URSS)
- Mars 7 (URSS)

1975
- Viking 1 (EEUU)
   + Módulo Viking 1 (EEUU)
- Viking 2 (EEUU)
   + Módulo Viking 2 (EEUU)

1988
- Fobos 1 (URSS)
   + Módulo Fobos 1 (URSS)
- Fobos 2 (URSS)
   + Módulo PROP-F (URSS)
   + Módulo DAS (URSS)

1992
- Mars Observer (EEUU)

1996
- Mars Global Surveyor (EEUU)
- Mars 96 (Rusia)
- Módulo Mars Pathfinder (EEUU)
   + Rover Sojourner (EEUU)

1998
- Nozomi (Japón)
- Mars Climate Orbiter (EEUU)

1999
- Módulo Mars Polar Lander (EEUU)
  + Sondas Deep Space 2 (EEUU)

2001
- Mars Odyssey (EEUU)

2003
- Mars Express (Europa)
  + Módulo Beagle 2 (Europa)
- Rover Spirit (EEUU)
- Rover Opportunity (EEUU)

2005
Mars Reconnaissance Orbiter (EEUU)

2007
- Módulo Phoenix (EEUU)

2011
- Fobos-Grunt (Rusia)
- Yinghuo 1 (China)
- Rover Curiosity (EEUU)

2013 
- Mars Orbiter Mission (India)
Mars Atmosphere and Volatile EvolutioN Mission (MAVEN) (EEUU)

2016
- ExoMars Trace Gas Orbiter (Europa/Rusia)
  + Módulo Schiaparelli (Europa)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada