Verba volant, scripta manent

jueves, 22 de septiembre de 2016

El Estado Libre de Jones

Newton Knight (1837?-1922)

Recientemente se ha estrenado en los cines españoles la película Los hombres libres de Jones (Free State of Jones). Dirigida por Gary Ross (Seabiscuit) y protagonizada por Matthew McConaghey (Dallas Buyers Club), la película rescata uno de los episodios más curiosos sucedidos durante la Guerra de Secesión norteamericana, la revuelta del condado de Jones (Mississippi), en la que una milicia local mantuvo en jaque durante más de un año a las autoridades confederadas.
Antes del estallido de la guerra, Jones era un condado como muchos otros del sur, cuya riqueza provenía fundamentalmente de la explotación de la tierra. Cubierto en buena parte de bosques y pantanos, la mayoría de sus habitantes eran pequeños granjeros o leñadores. Pocos de sus habitantes tenían esclavos; éstos suponían apenas el 12% de la población total, la cifra más baja de todo el estado.


Uno de aquellos pequeños granjeros de Jones era Newton Knight. La fecha de su nacimiento es discutida. Algunos de sus familiares dijeron que había nacido en 1829 o 1830, aunque en el censo de 1900 él afirmó haber nacido en noviembre de 1837, fecha que al parecer coincidiría con los datos de otros censos previos. Newton, pese a ser nieto de Jackie Knight, un acaudalado granjero y uno de los mayores poseedores de esclavos del condado, no tenía ninguno. Sus hondas convicciones religiosas y morales le llevaban a rechazar tal institución. Miembro de la Iglesia Baptista Primitiva, era un hombre honrado, recto, trabajador y abstemio (en esto no se parecía a su padre ni a su abuelo).
A finales de 1860, la tensión entre los estados del sur y el gobierno de Washington llegó a un punto de no retorno. A lo largo del invierno de 1860-61, uno tras otro, los estados sureños fueron declarando su secesión de los EEUU (el primero fue Carolina del Sur, el 24 de diciembre de 1860) para formar los Estados Confederados de América, con capital en Montgomery (Alabama), que luego se trasladaría a Richmond (Virginia). Mississippi celebró un congreso para decidir si se separaban o no de los estados del norte. Todos los condados del estado enviaron delegados, y también Jones lo hizo. Su representante, John H. Powell, era opuesto a la secesión, como la mayor parte de los habitantes del condado. Votó en contra de la secesión en la primera votación, pero luego, presionado por los partidarios de la separación, acabó cambiando su elección y votando a favor en la segunda ronda, algo que no sentó nada bien en Jones.


Newton Knight se alistó en el ejército confederado en julio de 1861, como otros amigos y familiares suyos (perdería a dos hermanos en la contienda, William y James), pero seis meses después le concedieron una licencia especial para poder cuidar de su padre enfermo. En mayo de 1862 volvió a filas, alistándose junto a un buen número de amigos y vecinos de su condado en el 7º Batallón de Jasper County. Sin embargo, Newton pronto empezó a mostrarse disconforme con el funcionamiento del ejército confederado y el discurrir de la guerra. A la escasez de víveres se sumaban las preocupantes noticias que llegaban a los hombres de Jones desde sus hogares, donde sus familias, sin el trabajo de los ausentes, a duras penas lograban sacar adelante sus cosechas. Al propio Newton le llegaron noticias de que su cuñado, Morgan Lines, que había quedado al cargo de su familia, maltrataba a sus hijos. Pero lo que realmente colmó la paciencia de Knight fue la llamada Ley de los Veinte Negros. Esta ley, promulgada por el gobierno confederado en la primavera de 1862, eximía de prestar servicio en el ejército a aquellos propietarios que acreditasen ser dueños de al menos veinte esclavos. No sólo eso; por cada veinte esclavos adicionales que poseyeran podían librar del reclutamiento a un familiar. Aquello le enfureció; le convenció de que aquella guerra que libraban, supuestamente para proteger a la gente del sur, en realidad pretendía salvaguardar las fortunas de los privilegiados, de los terratenientes y los grandes cultivadores.
En octubre de 1862, Newton Knight fue declarado desertor. Él justificaría su deserción más tarde: "Si ellos tenían el derecho a reclutarme cuando yo no quería luchar contra la Unión, yo tenía el derecho a irme cuando lo quisiera". Según contaban sus familiares, viajó más de 200 millas de vuelta a su casa y lo primero que hizo fue matar a tiros a Morgan Lines. Capturado por las autoridades confederadas a principios de 1863, fue encarcelado (y posiblemente torturado) y, como escarmiento y aviso a otros desertores, su granja fue arrasada y quemada, dejando a su mujer e hijos prácticamente en la indigencia.


Pero Knight no tardó en escaparse y buscar refugio en los pantanos del condado, donde su buen conocimiento del terreno le permitiría mantenerse oculto. No era el único que había pensado en ello; en el pantano, Knight encontró a otros que como él tenían motivos para huir de las autoridades confederadas: desertores, partidarios de la Unión, esclavos huidos... Todos ellos no tardaron en organizarse y formar una milicia, bajo las órdenes de Newton, que desde entonces se dedicó a combatir a la Confederación; no sólo a los soldados, también a sus funcionarios (recaudadores, oficiales de reclutamiento) y a sus más destacados partidarios. Muy pronto, las autoridades de Richmond empezaron a recibir quejas que hablaban de ataques a conocidos partidarios confederados: granjas quemadas, familias obligadas a abandonar sus hogares. El comandante Amos McLean, enviado al condado para investigar la situación, fue tiroteado y muerto la noche del 5 de octubre de 1863, supuestamente a manos de Newton Knight. Apenas ocho días más tarde, el 13 de octubre, se establecía de manera oficial la llamada Knight Company, una milicia formada por fugitivos a las órdenes de Knight, cuyo objetivo declarado era proteger a los habitantes de la región de los abusos de las autoridades confederadas.
Los hombres de Knight empezaron a hostigar a los confederados con gran entusiasmo, persiguiendo con especial encarnizamiento a los encargados de recaudar impuestos y requisar víveres para el ejército. En la primavera de 1864, las autoridades confederadas admitían haber perdido competamente el control sobre el condado de Jones y que la recaudación de impuestos era virtualmente imposible. En marzo de ese año Knight y los suyos tomaron Einsville, la capital del condado, izando la bandera del norte en el juzgado. De nada sirvieron los soldados enviados por los confederados para sofocar la revuelta. Knight y los suyos tenían su principal campamento a orillas del río Leaf, pero se movían a sus anchas por los pantanos y bosques de Jones y de los condados adyacentes de Covington, Jasper, Smith y Perry. Poseían además un amplio número de simpatizantes y colaboradores, que les suministraban víveres e información. Una carta de uno de sus exploradores al general nordista John M. Palmer informando de la situación en Jones cifraba en unos 600 los hombres a las órdenes de Knight; pero éste, tras la guerra, afirmaría que su número nunca pasó de los 125.
Entre 1863 y 1865, cuando terminó la guerra, Knight y los suyos mantuvieron al condado de Jones independiente de facto del gobierno de Richmond, hasta un punto en el que se hablaba habitualmente del "Estado Libre de Jones". Durante ese periodo, hay documentados al menos 14 enfrentamientos con tropas confederadas. Tuvieron éxitos sonados, como la toma de la localidad de Paulding, en el condado de Jasper, donde capturaron cinco vagones de tren cargados de maiz y destinados a alimentar a los soldados del sur; los hombres de la Knight Company los distribuyeron entre la población local. Los esfuerzos de las tropas confederadas por dar con ellos eran infructuosos. Sólo tuvo un éxito relativo un batallón de soldados a las órdenes del coronel Robert Lowry, quienes, usando sabuesos, lograron capturar (y luego ahorcar) a diez miembros de la partida de Knight, entre ellos dos de sus primos, Benjamin Knight y Sil Coleman.
En varias ocasiones se rumoreó que el condado de Jones se había separado oficialmente de los Estados Confederados, aunque al parecer tal proclamación no llegó a producirse. Si se sabe que Knight trató de cruzar la frontera para unirse al ejército del Norte, pero no logró cruzar las líneas del ejército confederado.
Tras el final de la guerra, Newton Knight fue contratado por el gobierno de la Unión para distribuir comida entre las familias más necesitadas del condado. Posteriormente, regresaría a su granja, dedicándose al cultivo de cereales. También ejercería como US Marshall y como comandante del 1º Regimiento de Infantería de Jasper County, con el rango de coronel. En 1870 pidió al gobierno de Washington una serie de compensaciones económicas y pensiones para varios de los miembros de su compañía, incluidas las familias de los caídos, apoyando dicha petición con numerosas delcaraciones juradas de la lealtad de él y de sus hombres a la Unión. La petición fue denegada, por considerar que no estaba probado que se hubieran levantado en nombre de los Estados Unidos, ni que estuvieran inequívocamente del lado del norte durante toda la guerra.

Newton Knight, con uno de sus nietos (principios del siglo XX)
A mediados de la década de 1870, Newton Knight se separó de su esposa Serena Turner y comenzó una relación con una esclava liberada llamada Rachel, que en tiempos había sido propiedad de su abuelo. Newton, quien tenía nueve hijos de su primer matrimonio, tendría otros cinco hijos con Rachel. Es más, dos de los hijos de su primer matrimonio, Matthew y Molly, se casarían con dos de los hijos que Rachel había tenido de anteriores relaciones, Fannie y Jeffrey, conformando así una insólita triple unión familiar e interracial (además de ilegal, ya que la ley de Mississippi prohibía los enlaces mixtos). Una unión que, lógicamente, causó un notable escándalo en la época. Newton se instalaría con sus dos familias en una granja cerca del pueblo de Soso, en el noroeste del condado. Rachel falleció en 1889; Newton moriría en 1922 y, a petición propia, fue enterrado junto a ella (a pesar de que la ley tampoco permitía los enterramientos de blancos y negros en el mismo cementerio) en lo que hoy es el Knight Cementery, donde también yacen la mayor parte de sus descendientes. En su lápida, a modo de epitafio, la frase He lived for others (Vivió para los demás). Su esposa Serena (de la que nunca llegaría a divorciarse) fallecería al año siguiente, en 1923.


La figura de Newton Knight despertó grandes discusiones y aún hoy sigue generando controversia. Para unos fue un héroe, un visionario, un pionero en la lucha por la igualdad entre blancos y negros. Otros lo consideran, sin embargo, un traidor y un bandolero. Una discusión que se dio incluso en el seno de la familia Knight. En 1935, su primogénito, Thomas, publicó en un libro sobre su figura, The life and activities of Captain Newton Knight: And his company and the Free State of Jones County, donde lo retrataba como una suerte de moderno Robin Hood, un hombre recto y honrado que había rechazado luchar por una causa en la que no creía (aunque omitía el espinoso asunto de su unión con Rachel). Sin embargo, en 1951 la sobrina-nieta de Newton, Ethel Knight, publicaba su propia versión de la historia: Echo of the Black Horn: An Authentic Tale of  "The Governor" of the "Free State of Jones", en el que lo describía como un criminal brutal y sin escrúpulos, un traidor al sur, y afirmaba que la mayoría sus hombres no eran auténticos partidarios de la Unión,  sino personas a las que había engañado o coaccionado para unirse a su causa. También condenaba su relación con Rachel; curiosamente, a lo largo de los años, su familia mixta le valió más críticas que su condición de desertor y traidor a la causa confederada.

7 comentarios:

  1. Un auténtico carácter, como debía ser un hombre de frontera en aquella época.

    Supongo que no fué ni un héroe ni un villano, sino alguien que quería sobrevivir al desastre a su manera.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno de esos hombres capaces de levantarse y pelear por defender sus creencias, aunque para ello tuviera que enfrentarse a todo un país.
      Saludos, Rodericus.

      Eliminar
  2. Paradojas e ironías del tiempo. El tipo que sale (en la película) haciendo de descendiente de Newt en 1947 tuvo el mismo problema que este, pues tampoco podían "casarse" legalmente, el por ser descendiente de negro y su pareja por ser..blancaxD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, la ley que prohibía los matrimonios interraciales en Mississippi no se derogó hasta junio de 1967.

      Eliminar
  3. El sentido de libertad que el liberalismo de los Padres Fundadores como Jefferson imprimieron a las ideas bien puede ser constatado en la conducta de este personaje, ácrata, diría yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ácrata y libertario, desconfiando siempre del poder y rebelándose sin dudar contra aquello que consideraba injusto.
      Un saludo.

      Eliminar
    2. Me recordaste a Espartaco. Ajora me han dado ganas de ver la pelicula por tu culpa, cuando antes ni me habia llamado la atencion. Torrent,@ll@ vamos!!!!

      Eliminar