Verba volant, scripta manent

jueves, 26 de mayo de 2016

Estrellas infantiles de trágico final: Dana Plato

Dana Michelle Plato, nacida Strain, (1964-1999)

Dana Michelle Strain nació el 7 de noviembre de 1964, hija de Linda Strain, una madre soltera adolescente que la dio en adopción unos meses después a Dean y Florine Plato, un matrimonio acomodado del Valle de San Fernando que se divorciarían tres años después.
Como muchos otros niños actores dio sus primeros pasos en la publicidad, protagonizando anuncios en televisión para diferentes compañías, antes de conseguir sus primeros papeles en series de televisión y telefilmes. Su debut en el cine tuvo lugar en 1977, en una olvidable película de aventuras titulada Regreso a Boggy Creek, aunque según ella misma contaría años más tarde, le ofrecieron dos papeles que pudieron haber cambiado su carrera: el de Regan MacNeil en El exorcista (1973), que luego haría Linda Blair; y el de Violet en La pequeña (1978), papel que haría conocida a Brooke Shields, aunque su madre los rechazó al no considerarlos adecuados para ella. También era una excelente patinadora; tanto, que incluso pensó en presentarse a las pruebas de selección para las Olimpiadas, pero su madre prefirió que se centrara en su carrera como actriz.


El papel que verdaderamente le dio fama a Plato fue el de Kimberley Drummond en la serie Arnold (Blanco y Negro, en la mayor parte de Hispanoamérica; Diff'rent Strokes, en su título original), la historia de un millonario con una hija adolescente que adopta a dos simpáticos hermanos afroamericanos. La serie tuvo un éxito inmediato, no sólo en EEUU, sino en todo el mundo, e hizo famosos a sus protagonistas. Incluso provocaría la aparición de una serie derivada o spin-off, The facts of life. Pero en aquella época Dana tenía problemas personales serios. Durante el rodaje de Arnold, pese a su juventud, era una consumidora habitual de alcohol, cannabis y cocaína, y poco después de comenzar la serie había sufrido una sobredosis accidental de Valium.


En diciembre de 1983, Dana se mudó a vivir con su novio, el músico de rock Lanny Lambert; la pareja se casaría en abril de 1984, y apenas dos meses después nacería su único hijo, Tyler Lambert. Durante esta época, Dana dejó de aparecer en Arnold; los productores no sabían muy bien cómo encajar el embarazo de una adolescente soltera en una serie familiar y prefirieron evitarse problemas. No obstante, tras dar a luz volvería a la serie para participar en las dos últimas temporadas, antes de su definitiva cancelación en 1986. En total, se rodaron 181 episodios, de los que Dana apareció en 140.
Pero, tras el final de Arnold, la carrera de Dana no remontó el vuelo. Pese a sus intentos de hacerse ver como una actriz seria, le fue imposible conseguir papeles. A ello contribuyó su situación personal; al consumo de alcohol y drogas se sumó que, en la misma semana de enero de 1988, ella y su marido se separaban y su madre moría a consecuencia de la esclerodermia. Por si fuera poco, su contable se fugó con buena parte de su dinero, dejándola en una complicada situación económica. Desesperada por dejar atrás su imagen de adolescente encantadora, se sometió a un aumento de pecho y en junio de 1989 posó desnuda para la revista Playboy. pero siguió sin conseguir más que papeles pequeños en películas de escasa calidad como Prime suspect o Bikini Beach race.


En marzo de 1990 se consumó su divorcio de Lambert, quien también se hizo con la custodia de su hijo. Dana se mudó a Las Vegas, donde pasó por serios apuros económicos y acabó trabajando de dependienta en una lavandería. El 28 de febrero de 1991, Dana, armada con una pistola simulada, atracó un videoclub y se hizo con un botín de 164 $. El estupefacto dependiente avisó a la policía: "Acaba de robarme la chica que hacía de Kimberly en Diff'rent Strokes". No tardó en ser arrestada; el conocido cantante Wayne Newton pagó su fianza y, finalmente, fue condenada a cinco años de libertad condicional. Su caso acaparó portadas y abrió un debate a nivel nacional acerca de las dificultades que encontraban los actores infantiles al hacerse mayores (sus ex-compañeros en Arnold, Gary Coleman y Todd Bridges, también habían tenido problemas con las drogas y la ley). En enero de 1992 volvió a ser arrestada, por falsificar una receta de Valium, y pasó treinta días en prisión.
Después de su encarcelamiento, intentó reencauzar su vida. Trató de desengancharse de las drogas y retomó su carrera como actriz, si bien básicamente con papeles en películas de ínfima categoría como Blade Boxer o Compelling Evidence; varias de ellas, de marcado carácter erótico y con escenas en las que aparecía desnuda.


En 1999, Dana vivía con su prometido y agente, Robert Menchaca, en un parque de caravanas en Navarre (Florida). El 7 de mayo de ese año, Dana asistió al programa de radio del popular locutor Howard Stern, en Nueva York. Allí habló sin tapujos de sus problemas personales y sus adicciones, afirmando no haber bebido alcohol en varios años y no tomar ya drogas, salvo los analgésicos que su médico le había recetado. El día siguiente, en el viaje de vuelta a Florida, Dana y Menchaca se detuvieron en Moore (Oklahoma) a saludar a la madre de él. Dana se sintió cansada y fue a acostarse un rato a su caravana, donde la encontraron muerta poco después. La autopsia dictaminó que la muerte había sido causada por una sobredosis de hidrocodona (un calmante) y carisoprodol (un relajante muscular), apuntándose al suicidio como causa más probable. Su cuerpo sería incinerado días más tarde.
El 6 de mayo de 2010, sólo dos días antes del undécimo aniversario de su muerte, su hijo Tyler, que también arrastraba un largo historial de problemas con el alcohol y las drogas, se suicidaba de un disparo en Tulsa (Oklahoma).

3 comentarios:

  1. Pues un juguete roto más por el éxito.
    La fotografía policial, toda sonriente, habla de la inconsciencia o de la huida de los graves problemas que la acuciaban.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otra niña perdida que no supo encontrar su sitio en el mundo real.
      Un saludo

      Eliminar
  2. QUE TRISTE HISTORIA,CUIDADO CON LAS DROGAS Y EL ALCOHOL

    ResponderEliminar