Verba volant, scripta manent

sábado, 18 de marzo de 2017

Black Kent


Hasta hace relativamente poco, se creía que el primer agente de policía de raza negra en el Reino Unido había sido Norwell Roberts, quien había entrado a formar parte de la Policía Metropolitana de Londres en 1966. Sin embargo, un hallazgo casual en los archivos de la Cumbria Constabulary (la agencia de policía local del condado de Cumbria, en el norte de Inglaterra) sacó a la luz en 2006 la existencia de otro policía negro que se adelantó a Roberts en más de un siglo.
Thomas Kent era un esclavo y antiguo marinero propiedad de un funcionario civil británico destinado en las Antillas Occidentales. Cuando su amo regresó a su localidad natal de Whitehaven, en Cumbria, Thomas lo acompañó y poco después obtuvo su libertad. Kent (se cree que adoptó este apellido por el buque negrero The Kent, o bien por referencia al condado de Kent, en el sur de Inglaterra), siendo ya un hombre libre, entró a trabajar como criado al servicio de la familia Senhouse. En 1787 se casó con Mary Wilson, con la que tendría diez hijos, uno de los cuales fue John Kent, nacido en 1795.
A John Kent lo describen como un hombre grande, de gran fortaleza física, pero tranquilo e inofensivo, y muy bondadoso con los niños. Antes de ingresar en la policía trabajaba para el ayuntamiento de la ciudad de Carlisle pavimentando calles. Su esposa, Mary Bell, era una mujer blanca natural de Longtown, con la que se instaló en una casa de Botchergate Street en 1841. En los archivos de la Policía de Carlisle City (uno de los varios cuerpos de policía que más tarde se fusionarían para dar lugar a la Cumbria Constabulary) figura su ingreso como agente a prueba el 17 de agosto de 1837 y su ascenso a agente de pleno derecho el 26 de octubre de ese mismo año.

Censo de Botchergate de 1851, en el que aparecen John Kent, su esposa Mary y sus hijas Jane y Mary
Kent fue un buen policía, con numerosos arrestos realizados, y muy apreciado por sus conciudadanos por su educación y su permanente buen humor; lo que no impedía que cuando algún niño se portaba mal sus padres lo asustaran amenazándole con que Black Kent ("Kent El Negro"), como era conocido, se lo iba a llevar. Una de sus detenciones más sonadas fue cuando arrestó a dos falsificadores de moneda; a uno lo dejó esposado frente a su propia casa (dejando a su mujer con una pistola para vigilarlo) antes de salir en persecución del otro.
Sin embargo, el 6 de diciembre de 1844 Kent fue amonestado por presentarse a trabajar estando borracho; algo que al parecer no era en absoluto infrecuente en el cuerpo policial de Carlisle. Hacía poco tiempo que había llegado un nuevo jefe de policía que estaba dispuesto a terminar con aquellos comportamientos y había amenazado con castigos severos a los agentes sorprendidos ebrios durante su servicio. Llevado ante un comité disciplinario, fue dado de baja en el cuerpo de policía el 12 de diciembre.

Obituario de John Kent en el Carlisle Patriot, en el que se lo califica de "persona notable de Carlisle"
Tras dejar el cuerpo, Kent entró a trabajar para la compañía ferroviaria London and North Western Railway, trabajo que mantuvo hasta pocos días antes de su muerte, sucedida el 19 de julio de 1886, a los 91 años de edad. Periódicos de Carlisle como el Carlisle Patriot o el Carlisle Journal publicaron elogiosos obituarios tras su fallecimiento. En la actualidad, todavía hay descendientes de John Kent residiendo en Carlisle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada