Verba volant, scripta manent

martes, 17 de junio de 2014

El complot de Fine Cotton

Fine Cotton y Hayden Haitana

Fine Cotton era un caballo purasangre, nacido en Nueva Gales del Sur (Australia), en 1978, hijo de Aureo y Cottonpicker. Descendía de una larga estirpe de caballos de carreras, pero lamentablemente para él sus cualidades distaban mucho de ser las de un campeón. Sus resultados eran más que discretos y solía correr en carreras restringidas (sólo para caballos menores, que no alcanzasen un número determinado de victorias), en lo que podríamos considerar la segunda división de las carreras de caballos. Sin embargo, no serían sus habilidades las que le hicieron famoso, sino el ser protagonista de uno de los más sonados fraudes deportivos de la historia de Australia.
La trama que buscaba ganar mucho dinero usando a Fine Cotton involucraba a un buen número de personas relacionadas con el mundo de las carreras de caballos. Dos nombres eran los principales artífices del complot: John Gillespie, un antiguo tratante de caballos, y Hayden Haitana, el propio entrenador de Cotton. Ambos se habían conocido a través del hermano de Haitana, Pat, que había estado en la cárcel junto a Gillespie. El plan no era nada novedoso. Era lo que en el argot de las carreras se llama un ring-in: se trataba de sustituir a Fine Cotton por otro caballo, físicamente similar pero más rápido, y apostar por él aprovechando las altas cotizaciones en las casas de apuestas. Fue Gillespie el que se encargó de buscar un caballo lo suficientemente parecido como para llevar a cabo la sustitución. Desafortunadamente, ese caballo, llamado Dashing Soltaire, se lesionó poco antes de tener lugar el cambiazo, cuando todo estaba ya preparado. Con el tiempo apremiando, los confabulados sólo pudieron encontrar a otro caballo: Bold Personality. Era un caballo notablemente más rápido que Fine Cotton, pero se parecía a él tanto como un huevo a una castaña: mientras que Cotton era de un color marrón oscuro con manchas blancas en las patas, Bold Personality era un bayo (de color pajizo) uniforme y sin marcas. Para que la sustitución fuera posible Bold Personality fue teñido completamente utilizando una conocida marca de tinte para el pelo. Y, como muestra de la incompetencia de los delincuentes, se olvidaron de copiar las marcas blancas de las patas (tenían planeado usar peróxido de hidrógeno para decolorar el pelaje del caballo), por lo cual tuvieron que usar pintura blanca, el mismo día de la carrera.
Fine Cotton corrió el 8 de agosto de 1984 en el hipódromo de Doomben (Brisbane); quedó 10º (de 12 participantes) y las apuestas a su favor se pagaron 20 a 1. Su siguiente carrera era la elegida para llevar a cabo la sustitución; era el Commerce Novice Handicap, una carrera de escasa importancia, celebrada en el hipódromo de East Farm, también en Brisbane, el 18 de agosto, sobre una distancia de 1500 metros. Previamente, habían empezado a apostar grandes cantidades de dinero a favor de Fine Cotton, con bastante poca discreción. Su avaricia les jugó una mala pasada; la insólita avalancha de apuestas a favor de Fine Cotton hizo descender su cotización de 33/1 a 7/2, pero además despertó las sospechas alrededor del caballo. Los corredores de apuestas habían empezado a extender el rumor de que algo raro pasaba con aquella carrera y los comisarios estaban sobre aviso.
La carrera resultó muy emocionante: se resolvió en un vibrante sprint en el que el falso Fine Cotton ganó por una nariz al gran favorito, Harbour Gold. Sin embargo, las sospechas ya eran muy fuertes y los comisarios de la carrera decidieron hacer comprobaciones. Pero mientras Bold Personality/Fine Cotton era llevado de vuelta a los establos, los que estaban cerca de él pudieron ver con gran sorpresa cómo la pintura que cubría al caballo comenzaba a correrse debido al sudor del animal. Se armó un gran revuelo, los espectadores comenzaron a gritar denunciando el engaño, y los comisarios procedieron a interrogar a Haitana y a reclamarle la documentación de Fine Cotton para confirmar su identidad. En lugar de ello, Haitana se dió a la fuga (estuvo varios meses huido hasta que fue arrestado) y los comisarios de la carrera procedieron a dar aviso a las autoridades y a declarar ganador a Harbour Gold, descalificando a Fine Cotton y ordenando la suspensión de los pagos de las apuestas a su favor (de haber tenido éxito, los implicados en la trama se habrían embolsado 1'8 millones de dólares).

Bold Personality, fingiendo ser Fine Cotton, derrota a Harbour Gold sobre la misma línea de llegada

Todos los implicados recibieron severas penas. Gillespie y Haitana fueron condenados a cuatro años de cárcel, además de prohibírseles de por vida volver a trabajar en nada relacionado con las carreras de caballos. Otras cuatro personas fueron también excluidas de por vida: Wendy Fahey (entrenadora de caballos), Tommaso Di Luzio (electricista), John Dixon (vendedor) y Robert North (hombre de negocios). Nueve personas mas (incluido un sacerdote católico llamado Edward O'Dwyer) fueron investigadas porque, aún sin participar en el complot, lo conocían y no lo denunciaron. Bill Waterhouse y su hijo Robbie, corredores de apuestas y hombres de negocios, también fueron condenados de por vida a no participar en ninguna actividad relacionada con caballos, pero su castigo se levantó en 1998. Un conocido gangster de Sydney llamdo Michael Sayers, al que muchos apuntaban como uno de los financiadores de la trama, murió asesinado en extrañas circunstancias en 1985.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada