Verba volant, scripta manent

viernes, 27 de junio de 2014

Repartos alternativos de películas famosas (III)

Will Smith como Neo

¿El Príncipe de Bel Air luchando contra The Matrix? Esa era la idea original de los hermanos Wachowski. Sin embargo, Smith no acababa de entender muy bien el guión y dijo "no". Hay rumores de que Ewan MacGregor también rechazó el papel (para poder hacer de Obi Wan-Kenobi en la segunda trilogía de Star Wars) antes de que Keanu Reeves llegara al proyecto.

Mel Gibson como Máximo Décimo Meridio


Ridley Scott quería a Mel Gibson como protagonista de Gladiator, creyendo que era el actor indicado para darle la aureola épica que requería el personaje. Sin embargo, Gibson rechazó el ofrecimiento alegando que era demasiado viejo y no tenía la forma física necesaria (también porque por aquel entonces se encontraba rodando El patriota). Y así Russell Crowe accedió al papel que le daría un Oscar. No fue el único rechazo importante en la carrera de Gibson, que en diferentes momentos dijo "no" a ser Robin Hood y Batman (en la saga de los noventa, no en la reciente de Christopher Nolan).

Jean Claude Van Damme como Depredador


El musculoso actor belga experto en artes marciales era el ocupante del disfraz de la primera versión del cazador extraterrestre que amargaba la existencia a Arnold Schwarzenegger y sus camaradas. Pero JCVD dejó el rodaje a los dos días, porque según él su disfraz era pesado, incómodo y molesto (también dicen que se enfadó bastante cuando supo que su nombre no iba a figurar en los créditos junto a los de los actores). A raiz de ello, el equipo técnico cambió totalmente el aspecto del alienígena, haciéndolo más alto (el nuevo ocupante del traje, Kevin Peter Hall, medía 2'20 metros) y amenazador, como se puede ver en la fotografía.

Robin Williams como Jack Torrance


¿Os imaginais a Robin Williams con la mirada extraviada, armado con un hacha y gritando "¡Aquí está Johnny!"?. Por extraño que parezca, fue una de las posibilidades barajadas por el perfeccionista Stanley Kubrick en El resplandor. Tras descartar a Robert de Niro (por ser poco psicótico) y a Williams (por ser demasiado psicótico) y considerar brevemente a Harrison Ford, se decantó por Jack Nicholson.

Harvey Keitel como el capitán Willard


Encontrar al actor que interpretase al protagonista de Apocalypse now, el capitán Willard, al que ordenan acabar con el coronel Kurtz, supuso no pocos problemas para Francis Ford Coppola. Steve McQueen, Al Pacino, Robert Redford, Jack Nicholson y James Caan rechazaron sucesivamente el papel. Harvey Keitel fue entonces elegido, pero tras iniciarse el rodaje Coppola decidió que su forma de actuar no encajaba con la personalidad que él quería para Willard, con lo que despidió a Keitel y buscó un sustituto. El elegido finalmente fue Martin Sheen, al que Coppola conocía porque años antes había optado al papel de Michael Corleone en El Padrino.

Val Kilmer como Johnny Castle


El papel del atractivo bailarín protagonista de Dirty dancing había sido originariamente ofrecido a Val Kilmer, pero este lo rechazó porque no quería encasillarse como un rompecorazones, así que el personaje acabó en las manos de Patrick Swayze.

Molly Ringwald como Vivian


La prostituta de buen corazón protagonista de Pretty woman pudo haber tenido el rostro de una de las reinas de las comedias adolescentes de los años ochenta. No obstante, no acababa de convencerla el hecho de interpretar a una prostituta, con lo que le dejó el camino libre a una entonces casi desconocida Julia Roberts. No fue el único error de juicio de Ringwald; por las mismas fechas rechazó el papel protagonista de Ghost, que lanzaría al estrellato a Demi Moore.

Frances Bean Cobain como Bella Swan


La hija del malogrado Kurt Cobain y Courtney Love tenía sólo 13 años cuando un productor que había visto una foto suya le ofreció hacer audiciones para el papel de la protagonista de la saga Crepúsculo. Sin embargo, su madre, tras leer el guión, rechazó rotundamente la idea, diciendo que era un "pedazo de m***** sexista" que habría arruinado la vida de su hija.

Lauryn Hill como Trinity, Marie o ángel de Charlie


A diferencia de otras estrellas de la música como Beyoncé o Madonna, Lauryn Hill, antigua componente de The Fugees nunca ha puesto demasiado interés en su carrera cinematográfica. En su momento de mayor popularidad rechazó varios papeles importantes en películas que luego tendrían éxito porque no se encontraba cómoda como parte del star-system. Entre los papeles que rechazó estaban el de Trinity en Matrix, el de Marie en El caso Bourne y el de ángel de Charlie en la versión cinematográfica que protagonizarían Lucy Liu, Drew Barrymore y Cameron Díaz.

Bonus: Matthew Brodercik como Walter White


Puede que los fans de Breaking Bad se lleven las manos a la cabeza, pero el papel del protagonista de una de las series más aclamadas de los últimos años le fue ofrecido a Matthew Broderick. Sólo cuando éste desestimó la oferta, Bryan Cranston llegó al papel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada