Verba volant, scripta manent

miércoles, 23 de abril de 2014

La invención del clip


El clip o sujetapapeles, ese modesto pero utilísimo accesorio de papelería, tiene su origen en la segunda mitad del siglo XIX. Aunque algunos historiadores afirman que ya en época del imperio bizantino se utilizaba un artefacto parecido para mantener juntos documentos de gran importancia, el primer clip propiamente dicho fue patentado por un norteamericano llamado Samuel B. Fay, que recibió su patente (número 664088) el 23 de abril de 1867. Según su creador, el objetivo de este primitivo clip era unir prendas de ropa con sus etiquetas, aunque "también puede usarse para juntar papeles". Pero no fue el único; hasta el año 1900 se tiene noticia de al menos medio centenar de objetos similares patentados.
Pero la invención del clip tal y como lo conocemos se atribuye generalmente a William D. Middlebrook, un inventor de Waterbury (Connecticut), quien el 27 de abril de 1899 (patente nº 636272) patentó un tipo de clip prácticamente idéntico al que conocemos hoy en día, además de una máquina para fabricarlos. La patente se la compró ese mismo año una empresa de artículos de oficina llamada Cushman and Denison, quienes denominaron a su producto "clip Gem". Este nombre, al parecer, era una referencia a una compañía británica llamada Gem Manufacturing Company, que llevaba desde la década de 1870 fabricando y comercializando (aunque sin patentarlo) un tipo de clip muy parecido al de Middlebrook.
Pero hay otros que se atribuyen la invención del clip. De hecho existen docenas de patentes de clips con escasas variaciones. Incluso al naturalista Herbert Spencer (que acuñó la conocida frase "La supervivencia del más apto") se le atribuye la invención de un predecesor del clip moderno. Quizás el más famoso sea un inventor noruego llamado Johan Vaaler, quien también en 1899 patentó en Alemania (Noruega carecía de oficina de patentes por aquel entonces) y en 1901 (nº 675761) en EEUU un modelo de clip muy parecido al moderno, aunque de bordes rectos y más corto, lo que lo hacía menos funcional. Vaaler no sabía de la existencia de los clips Gem porque por aquel entonces no se comercializaban en Noruega. A menudo se señala a Vaaler (erróneamente) como el inventor del clip, y de hecho en Noruega mucha gente le sigue considerando como tal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada